Luz Azul, una láctea que gana terreno con las franquicias, planea invertir $ 80 millones

A pesar de la crisis económica que atraviesa la Argentina, que deriva en una depresión en el consumo, la empresa láctea Luz Azul continúa ganando terreno gracias a su innovador modelo de negocios. Es que la firma llega a los consumidores sin intermediarios porque cuenta con 70 locales de venta directa al público distribuidos en todo el país, la gran mayoría bajo el esquema de franquicias.

En la actualidad la pyme bonaerense elabora más de 30 millones de litros de leche por año y cuenta con más de 500 trabajadores. Además, para 2021 y 2022, planea invertir 80 millones de pesos en ampliar su capacidad, mientras que proyecta una facturación de 1.200 millones de pesos este año.

 

“Estamos prácticamente en todos los eslabones de la cadena. Recolectamos la leche, la procesamos y en nuestro transporte propio también la distribuimos en los locales para que llegue directamente al público. A la par, rubricamos alianzas con otras pymes para que sumen productos lácteos que nosotros no producimos o que se complementan con los nuestros, como, fiambres, tapas de empanadas, tartas, etcétera”, explica Gabriela Benac, directora de Luz Azul.

En este marco, la empresa no detienes su marcha y en los últimos meses lanzó nuevos productos al mercado, que van desde una leche larga vida, pasando por lecha chocolatada, hasta queso cheddar. Otro de los hitos de este año fue la inauguración de un Centro de Capacitación en la Ciudad de Buenos Aires; y un nuevo Centro de distribución en la localidad de Ezeiza, en el conurbano bonaerense.

Para acompañar el boom del comercio online, esta empresa láctea incorporó la venta a través de Pedidos Ya y desarrolló su propia aplicación móvil. Además, lanzó un e-commerce dentro de su sitio web.

La meta para los próximos años es lograr una expansión regional. En dos años Luz Azul piensa tener operaciones en Uruguay, Paraguay y Chile. Desembarcarían en primer lugar en Uruguay. Allí reactivarán una planta existente con la idea de desarrollar quesos “a la Argentina” y tomarla como base para continuar su crecimiento en el resto de Latinoamérica.

Otra empresa láctea que trae novedades es la gigante Mastellone Hermanos, que recientemente lanzó un programa destinado a escuelas secundarias agrotécnicas del interior pensando en el futuro de los tambos en Argentina.

El principal objetivo de esta acción educativa es abordar y trabajar, junto con alumnos y docentes de los últimos años de la secundaria, conceptos como la sustentabilidad en el tambo, mostrar los avances tecnológicos en la industria, el rol de los agrónomos, técnicos agropecuarios y veterinarios en el asesoramiento y manejo de los animales. A su vez, la iniciativa pretende mostrarles a los alumnos las nuevas tendencias y tecnologías aplicadas al trabajo en el tambo.

El programa ya se inició en el interior de la provincia de Buenos Aires en la Escuela de Educación Secundaria Agraria 1 Dr. Bernardo de Irigoyen, la Escuela de Educación Secundaria Agraria 1 Manuel Belgrano (donde sus alumnos de 7° tienen orientación en lechería), el Instituto Arturo Figueroa Salas en Bardero y la Escuela Agropecuaria Inchausti. Las sedes educativas están ubicadas en las localidades de Rivera, 30 de Agosto, Baradero y 25 de Mayo respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *