COMUNICADO JXC: «DEJAR DE ECHAR CULPAS Y GOBERNAR»

Luego de alcanzar los primeros diez meses de gestión, la actual administración municipal no deja de gobernar mirando el espejo retrovisor. Potenciada por la pandemia que nos golpea y la incapacidad de generar políticas públicas, la comunicación oficial ha estado enfocada en los errores de la anterior gestión (reales o infundados), mucho más que en los aciertos propios.
La última semana, en declaraciones a los medios de comunicación, el Intendente se ha expresado sobre la situación de los trabajadores municipales adjudicando a la anterior administración una serie de “injusticias” cometidas para con los empleados de la planta municipal. Y Si bien la tergiversación de los hechos y las medias verdades se han vuelto moneda corriente en la comunicación de cada día, creemos que es importante clarificar algunas cuestiones referidas a la situación de los trabajadores municipales durante los últimos años:
A fines de 2015, la anterior gestión del Intendente Gelené culminó con más del 95% de los empleados cobrando un alto porcentaje de su salario en negro, bajo la engañosa denominación de “mínimo garantizado”. Engañoso porque este concepto no genera impacto sobre la futura jubilación, el aguinaldo, las horas extras y tampoco sobre el los aportes que el municipio debe realizar a la provincia a través de IOMA y el IPS. Una verdadera “injusticia”, como la reubicación forzada de personal por motivos políticos.
A partir del año 2016 se comenzó un trabajo de eliminación gradual del mínimo garantizado, logrando blanquear el salario del 100% de la planta municipal para el año 2019. Lo que generó la recomposición de haberes jubilatorios, del valor del aguinaldo y de las horas extras. Sin anuncios grandilocuentes, después de muchos años de precarización laboral, el derecho al salario en blanco se convirtió en una realidad de todos los trabajadores de nuestra Municipalidad.
Este tipo de declaraciones sesgadas han sido una constante desde el inicio de la gestión abarcando las distintas áreas de gobierno, por eso creemos que si realmente se pretende avanzar en consensos y políticas de Estado, la actual gestión deberá decidir si comienza a gobernar con credenciales propias o sigue achacando al pasado las dificultades para afrontar y resolver los problemas estructurales de nuestra ciudad. Es hora de dejar de echar culpas y gobernar.
BLOQUE DE CONCEJALES JUNTOS POR EL CAMBIO LAS FLORES.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *