María josé, fue Bombera Voluntaria 25 años en Rauch: «Nadie me ha ayudado para poder tener la jubilación que merezco»

María José Faccio Dercole, fue Bombero Voluntaria durante 25 años, no pudo jubilarse por tantos años de servicio. Reclama acompañamiento de la Institución Bomberos de Rauch y autoridades que puedan intervenir.

Su hijo Jonatan Dercole relata aquí como su madre junto a su padre vivieron durante años brindando lo mejor para su comunidad:

Lo que viví con mis papas bomberos!!

«ATENTO todos los handys ATENTO a todos los handys central 101 en emergencia, accidente» y comenzada de menor a mayor a sonar la sirena.. allá venia papa corriendo de la fábrica con su camisa leñera a cuádrille y su jeans clásico. En casa? En casa mamá se ponía rápido las zapatillas ya que siempre andaba en pata jaja, agarraba las llaves del futuro auto de carreras, el peugeot 504 o tiempo después el peugeot 505.
«Acá les dejo la comida, ojo con las hornallas no le abran a nadie nosotros en un rato volvemos» esas eran las palabras de mamá, y nosotros nos quedábamos solos con mi hermano.. «cuidense» era el grito de despedida sin siquiera un beso.. ahí empezaba el juego de ellos. Mi viejo se convertía en un piloto de carreras mi vieja la acompañante que mientras salían agarraba el handy y decía «31 y 20″ van en camino»
Se sentía en la tardecita serena el escape del 504 clarito, todos los cambios, ya q nosotros vivíamos a 3km del pueblo..
los vecinos de la avenida gral paz y av belgrano donde sentían la sirena salían a la calle para verlo doblar «al gringo» era un lujo como entraba cruzado tirando rebajes en su violincito rojo, los vecinos disfrutaban el espectáculo y mis viejos sólo querían llegar al cuartel.
Yo y maxi parados afuera de casa de lejos veíamos las balizas.. «allá vienen allá vienen van a pasar por aca» y se sentía el bocinazo del camión y la mano de mamá diciéndonos chau y obvio papa por su responsabilidad y conducta intachable era el chofer..
Se hacía de noche, nos metíamos adentro y ellos no llegaban. por allá ladridos de perros y ahí estaba en la tranquera los farolazos del auto alumbrado el camino.. llegaba papa y mamá con la cara negra lleno de olor a humo y agotados y nosotros super felices..

🚒Esos son Antonio y maria «mis viejos bomberos»

Feliz día del bombero voluntario para todos!

Aquí la nota en Am 1210 con Maria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.