VIERNES SANTO

El Viernes Santo es una conmemoración cristiana correspondiente al segundo día del Triduo Pascual, en los que se recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, el Mesías.

La realización de la Semana Santa depende de la primera luna llena durante el equinoccio de primavera en el hemisferio norte, por lo que su fecha varía cada año.

Usualmente, suele ocurrir entre los meses de marzo y abril.

Significado del Viernes Santo

El Viernes Santo conmemora la crucifixión de Jesucristo, por lo que se toma como un día de duelo, reflexión y penitencia.

Durante este día las iglesias no realizan la acostumbrada eucaristía, en cambio, se lleva a cabo la Liturgia de la Pasión del Señor, es un día de expiación, abstinencia y ayuno para los fieles religiosos.

Vea también Domingo de Pascua

¿Qué color se utiliza en la conmemoración del Viernes Santo?

Los sacerdotes de las iglesias suelen vestirse este día con ropas rojas en representación a la sangre y la fuerza del Espíritu Santo, a diferencia del Lunes, Martes y Miércoles Santo, en los que se emplea el color morado por ser el tiempo de la Cuaresma.

En el Viernes Santo suelen ocurrir las procesiones religiosas en la que se conmemoran los hechos protagonizados por Jesucristo en Jerusalén y que se encuentran detallados en los evangelios de la Biblia de los santos Juan, Mateo, Marcos y Lucas.

Se realiza, además, la adoración en la cruz y, en algunas parroquias, se efectúa la conmemoración a la Virgen de la Madre Dolorosa, en recuerdo a la angustia de María, madre de Jesús quien sufrió a los pies de su hijo.

El Viernes Santo ocurrieron los sucesos más ilustrados de las escrituras bíblicas. Jesús es entregado por Judas Iscariote, le apresan y es llevado ante Poncio Pilato, quien, para ese momento, era el prefecto de la provincia de Judea.

Jesús ante Poncio Pilato

Jesús es presentado ante Pilato, quien se da cuenta de que el Hijo de Dios carece, en realidad, de culpa, sin embargo, los líderes religiosos, sacerdotes y ancianos claman por su condena a muerte. Pilato pone ante la multitud a Jesús y a Barrabás, la multitud persuadida por los líderes religiosos decide liberar a Barrabás. Pilato, entonces, decide lavarse las manos para eximirse de la responsabilidad en la condena de Cristo.

Procesión de Jesús

Luego de esto, Jesús el Nazareno, es despojado de sus ropas, es azotado y escupido por la multitud. Durante su procesión hacia un lugar llamado Gólgota, en las afueras de Jerusalén, le es puesta una corona de espinas y le hacen cargar su propia cruz.

Jesús es crucificado

Al ser puesto en la cruz, Jesús es rodeado por dos ladrones, en el evangelio de Nicodemo y el evangelio de Lucas se les conoce como Dimas el buen ladrón, puesto a la derecha de Jesús, y, el mal ladrón de nombre Gestas: quien es puesto a su izquierda.

Muerte de Jesús

Más tarde Jesús expira, y ocurre, según las escrituras, el oscurecimiento del cielo, la rotura del velo del templo y un temblor en toda la tierra. Ya muerto Jesús, el cuerpo es reclamado por José de Arimatea ante Pilato, es envuelto en un manto y llevado a una cueva sellada con una piedra, de la que más tarde saldría resucitado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *