Por la suba de impuestos y biocombustibles se esperan aumentos en las naftas y gasoil en marzo

Los aumentos en los valores de los biocombustibles y la actualización de los impuestos a los combustibles —prevista para el 12 de marzo— ponen presión sobre una nueva suba en los precios de las naftas y el gasoil que pagan los usuarios en las estaciones de servicio.

Desde que comenzó el año, los combustibles ya tuvieron cuatro incrementos. El último fue el pasado 15 de febrero, aunque no se aplicó por igual en todas las provincias y en algunas ciudades hubo acomodamientos de los valores a la baja. En la ciudad de Buenos Aires, los precios se incrementaron —en promedio— alrededor de 12% en los dos primeros meses del año.

El alza en los biocombustibles empezó a regir a partir de este lunes. Las refinadoras están obligadas a usar biodiesel y bioetanol para mezclar la producción de naftas y gasoil y los precios de estos insumos son fijados por la Secretaría de Energía.

Las refinadoras están obligadas a usar biodiesel y bioetanol para mezclar la producción de naftas y gasoil y los precios de estos insumos son fijados por la Secretaría de Energía
En los primeros días de 2021, a través de una resolución, se subió el precio de la tonelada de biodiesel de $48.5333 a $77.300 la tonelada en enero, $86.875 en febrero, $89.975 en marzo, $90.300 en abril y $92.558 en mayo. Una suba total de 90,6%. Para atenuar el impacto, al mismo tiempo, se disminuyó el porcentaje de corte para el gasoil que deben respetar las petroleras: se pasó del 10% al 5% en enero, 6,7% en febrero, y 8,4% en marzo. En abril, entonces, volverá a ser del 10%. Mes a mes, todos estos cambios podrían tener impacto en los precios finales.

En tanto, también se dispuso una suba escalonada del 55,9% para el bioetanol, que se utiliza para el corte con las naftas, y se mantuvo el porcentaje obligatorio del 12%. Los precios de los biocombustibles se habían mantenido congelados durante gran parte del 2020.

Además de estas subas graduales, está previsto que el 12 de marzo se actualicen dos impuestos que impactan en los surtidores: el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC), que se incrementan en forma trimestral de acuerdo al índice de precios al consumidor que mide el Indec. Si bien la actualización estaba prevista para este lunes, por un decreto se trasladó al 12 de marzo. Durante 2019 y 2020 la aplicación de estos impuestos ya había tenido varias suspensiones y según fuentes del mercado podría prorrogarse otra vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *