«Le pedimos al gobierno nacional que dé reglas claras para la producción»-Audio Juliana Romat

En la jornada del Miercoles 13 productores agropecuarios de Azul y de la región se concentraron en la rotonda de Ruta 3 y 226 en el marco del paro de comercialización de granos y de animales que se llevó adelante en todo el país, convocado por la Mesa de Enlace.

En esta ciudad fue la Sociedad Rural de Azul la institución que convocó a los productores azuleños y de la zona a la concentración que se extendió desde las 10 hasta las 13 horas en el punto antes mencionado y que contó con la asistencia de un número importante de ciudadanos.

Juliana Romat, actual presidenta de la entidad ruralista local remarcó que históricamente han bregado por el bienestar del sector agropecuario y de toda la comunidad de Azul: «Nosotros vivimos acá y nos preocupa la situación de la comunidad azuleña y por eso fuimos a la ruta e invitamos a los vecinos a que nos acompañen para decirle al gobierno que estamos preocupados por las malas políticas que se están implementando a nivel nacional».

«El alto índice de inflación que ronda en el ochenta por ciento está agobiando al asalariado y realmente la plata no alcanza. A eso hay que sumarle la gran brecha cambiaria que tenemos y la disparada del dólar que no lo pueden frenar» agregó.

 

Ayer durante tres horas productores y dirigentes rurales de Azul y de la región estuvieron concentrados en la rotonda de la Ruta 3 y 226 en consonancia con el paro nacional convocado por la Mesa de Enlace.

Y al referirse a otro de los motivos que los llevó a movilizar, señaló que: «La problemática de la falta de gasoil durante meses en plena época de cosecha nos perjudicó, porque para nosotros es muy importante retirar el cereal cuando ya está listo para cosechar y no había gasoil para levantarlo».

«Además esto también es preocupante para la salud, para la educación, porque los medicamentos no llegaban al interior y muchos niños a las escuelas van en combis. Todo el país se mueve con gasoil y no puede pasar esto de quedarnos sin este combustible que mueve al país» añadió.

Consultada sobre la interacción que se generó entre los distintos productores de Azul y de la región durante la jornada de paro y protesta, Romat indicó: «Les agradecemos a todos los que se movilizaron para acompañarnos porque vino gente de Olavarría, Bolívar, Ayacucho, Tapalqué, Benito Juárez, Tandil, Rauch, Lamadrid, Cacharí, Chillar y Laprida. Realmente todo el centro de la provincia de Buenos Aires se aunó en Azul».

«Todos los productores estamos preocupados por las políticas que se llevan adelante y porque el gobierno nacional no pone reglas claras para los que producen. Argentina es un país agroindustrial y de diez dólares que ingresan al país, siete son producidos por el campo» sostuvo y siguió: «Y por eso tienen que favorecer a las producciones agropecuarias porque son las que dan trabajo en cada una de las comunidades. Con reglas claras y con facilidades para re invertir el sector podría avanzar y generar que se mueva la economía».

En esa línea la dirigente ruralista aseguró que la mayoría de los productores gastan e invierten sus ganancias en sus localidades: «Uno compra y gasta en el lugar donde vive y da trabajo a nivel local. Y por eso le pedimos al gobierno nacional que de reglas claras para todo aquel que quiera producir en cualquier lugar del país».

Consultada por este medio sobre la opinión que tenía en relación al rol que juegan las autoridades de la Mesa de Enlace en este tipo de reclamos, manifestó: «Los sectores gremiales del campo están siempre con las puertas abiertas para el diálogo, porque el diálogo es la única herramienta que sirve para encontrar soluciones y poder avanzar ante un escenario tan complejo».

 

En la entrevista que le brindó a diario EL TIEMPO Juliana Romat agradeció el acompañamiento de los productores que se trasladaron desde distintas ciudades del centro de la provincia de Buenos Aires.

«El gobierno nacional dice estar abierto al diálogo, pero la inflación llega al ochenta por ciento, el sueldo no le alcanza a nadie, el dólar se dispara y las riendas del país no las toma nadie. Dicen que están abiertos al diálogo, pero precisamente no escuchan las propuestas que les hace el campo para incentivar a la producción» enfatizó.

Sobre el final de la entrevista que le brindó a este diario Romat desestimó las críticas de aquellos sectores que apuntan a las grandes ganancias que han tenido los productores agropecuarios en los últimos años y expresó: «No los escucho porque sé lo que hago y el trabajo que le doy a un montón de gente y pienso en mi país. Y me preocupa que el asalariado no llegue a fin de mes, me preocupa el cincuenta por ciento de pobreza que hay en el país. Y nosotros trabajamos para producir y hacer girar la rueda de la economía y el campo es fundamental para superar esta crisis y salir adelante».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.