LA INVISIBILIDAD DE LOS SUFRIENTES-Escribe Julio González Canú

Apareció Maia, cuando se apaguen las cámaras, cuando termine la hipócrita preocupación mediática. Cuando dejemos de compartir los cartelitos en Facebook. Maia, seguirá viviendo bajo un puente, expuesta a los peligros de locos sueltos y al más terrible de los males, la invisibilidad. Hay much@s Niñ@s en el abandono total, caídos del sistema, que seguirán así sufriendo. Hay chicas que siguen desapareciendo para no volver, Camila en Monte por ejemplo. Se vulneran los derechos y la integridad de los niñ@s en los propios hogares y por los propios familiares. Pero seguimos el teatro en la tele, nos sentimos más tranquilos porque Maia apareció, bajamos los cartelitos y dormimos como angelitos,toman los señores del poder cafecitos en sendas oficinas.Mientras tanto muchas Maias tiemblan bajo un puente o en la calle.

Julio González Canú

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *