EN AZUL Y TAPALQUÉ Hicieron allanamientos por venta clandestina de carne, se realizarían más allanamientos en otras ciudades

Una investigación relacionada con la comercialización de cortes cárnicos sin los controles sanitarios correspondientes derivó en que se realizaran cuatro allanamientos en los domicilios de las personas que están siendo investigadas.

De acuerdo con lo informado a EL TIEMPO por voceros allegados a la instrucción de esta causa penal, entre los sospechados de llevar a cabo esta actividad ilegal figuran un varón y una mujer que son hermanos y policías.

Los inmuebles donde respectivamente viven esos efectivos de seguridad, uno en Tapalqué y el otro en Azul, habían sido allanados. Y lo mismo sucedió con dos objetivos más en la vecina ciudad, entre los cuales figuró una parrilla.

Luego de una denuncia anónima que en mayo pasado se recibiera en la sede del Comando de Prevención Rural con asiento en Azul perteneciente a la Policía bonaerense se inició esta investigación penal, que se lleva adelante a través de la UFI 6 que en los tribunales de Azul está a cargo de Karina Gennuso.

Desde esa Fiscalía habían sido solicitados los cuatro allanamientos que personal policial llevó a cabo el sábado que pasó, tres de los cuales se hicieron en Tapalqué y el otro en Azul.

Los procedimientos fueron dispuestos desde el Juzgado de Garantías 1 que en el Palacio de Justicia local está a cargo de la magistrada Magdalena Forbes.

«Es importante destacar que se encuentra en juego la salud pública, cuya tutela requiere la mayor celeridad y protección por parte del Estado, sin dilaciones indebidas. Máxime si tenemos en cuenta que el sindicado se encontraría ‘prima facie’ -con el grado requerido en este estadio procedimental- comercializando carne sin los controles sanitarios correspondientes, lo cual afectaría el bien jurídico protegido por el sistema jurídico penal», había escrito la Jueza de Garantías en la resolución que convalidó estos allanamientos.

Ese «sindicado» al que la magistrada Forbes aludiera en lo dispuesto es el principal investigado: un sargento de la Bonaerense que vive en Tapalqué y actualmente desempeña tareas en la Seccional Primera de Azul.

Su hermana, una Oficial de Policía que también está siendo investigada, se domicilia en esta ciudad y trabaja en la Local, según señalaron a EL TIEMPO fuentes allegadas a la instrucción de esta causa.

Los procedimientos

La orden emanada desde el Juzgado de Garantías 1 incluía que en los lugares convertidos en escenarios de estos procedimientos se secuestraran «lechones, corderos, cortes cárnicos, balanzas, teléfonos celulares y anotaciones sobre ventas de carne»; al igual que «cualquier otro elemento que guarde relación con la presente investigación», se mencionaba en lo dispuesto. Durante el sábado que pasó se hicieron estos allanamientos en Azul y Tapalqué.

Los procedimientos fueron realizados por efectivos de los comandos de Prevención Rural con asiento en Azul, Tapalqué, Las Flores y General Alvear. Y también participaron en esas diligencias agentes de la DDI Azul y de la Estación de Policía Comunal de Tapalqué.

En Azul se allanó un inmueble ubicado sobre la calle Ibarzábal del Barrio UOCRA, lugar donde reside la policía de la Local investigada. En tanto, en Tapalqué los procedimientos tuvieron como objetivos una vivienda situada en la calle Villanueva, otra en Alem y el domicilio del policía y principal investigado, que está ubicado sobre la calle Marmisolle.

Según voceros de seguridad ligados a las realizaciones de estos procedimientos, en tres de los lugares allanados se secuestraron elementos considerados de interés para esta investigación penal. Al mismo tiempo, otro de esos objetivos no arrojó resultados positivos para la pesquisa.

En la casa donde vive el Sargento de la Bonaerense se incautaron más de 30.000 pesos, dos sierras, cuatro ganchos, anotaciones y cuatro bolsas con cortes cárnicos.

En la vivienda del Barrio UOCRA de su hermana y también policía, los efectivos de seguridad hallaron once bolsas con carne picada, cuatro que tenían diferentes cortes cárnicos y cinco teléfonos celulares.

En Tapalqué, en el procedimiento llevado a cabo en el inmueble situado sobre la calle Villanueva, lugar donde funciona una parrilla, se hallaron y secuestraron dos teléfonos celulares y tres corderos faenados, según se detalló.

De acuerdo con los elementos reunidos en esta causa penal, el policía investigado que vive en Tapalqué y trabaja en la Seccional Primera de Azul vendía cortes de carne vacuna, corderos y lechones de manera clandestina, promocionando dicha actividad ilícita por medio de Facebook y de la aplicación WhatsApp.

A los animales los faenaba en una quinta para su posterior comercialización sin los controles sanitarios obligatorios. La venta se llevaba a cabo también a través de comercios que los civiles investigados poseen en Tapalqué y por intermedio de su hermana policía en Azul.

EL TIEMPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *