Denunció que fueron robadas sus pertenencias después de sufrir un siniestro vial en Las Flores

Publicado por Diario El Tiempo de Azul

El azuleño que hiciera esa presentación en sede judicial había protagonizado en la Ruta 3 este hecho, junto con su novia y una joven, el 27 de marzo pasado. Aquel domingo, el auto que manejaba se rozó con la rueda de un camión y fue a parar a la banquina, por lo que las dos mujeres y él tuvieron que ser hospitalizados. De acuerdo con su testimonio, estando el vehículo en el Destacamento de Seguridad Vial de la vecina ciudad les fueron sustraídas prendas de vestir y dinero. Además, cuando recuperó el rodado constató que su interior había sido dañado.

Luego de que a fines de marzo pasado protagonizara un siniestro de tránsito sobre la Ruta Nacional número 3, cuando en jurisdicción del Partido de Las Flores el auto que guiaba se había rozado con la rueda de un camión, un azuleño denunció que policías del Destacamento de Seguridad Vial con asiento en esa vecina ciudad le sustrajeron diferentes elementos y que también dañaron su rodado.

En la presentación formulada por el denunciante ante la justicia -que dio lugar al inicio de un sumario penal desde la Unidad Funcional de Investigaciones Especiales (UFIE), Violencia Institucional y Delitos Carcelarios que en Azul está a cargo del fiscal José Ignacio Calonje- el hombre también afirmó que en los días posteriores a sucedido aquel hecho lo llamó por teléfono el actual titular de Vial Las Flores.

De acuerdo con su relato, ese funcionario policial le expresó de manera intimidante en ese contacto frases tales como «ojo lo que hablás de mí» y que iba a hacerle «una visita por Azul» si lo incriminaba en lo sucedido.

Por tal motivo, en esa denuncia que formulara semanas atrás el azuleño solicitó también que le fuera dictada a ese funcionario de seguridad una prohibición que le imposibilite mantener contacto alguno con él; ante lo que definiera como una actitud «amenazante» por parte del policía que lo había llamado por teléfono, a quien identificó como «Edgardo Guerrero».

Todo lo señalado figura mencionado en la denuncia que hiciera en sede judicial el azuleño que protagonizara hace tres meses el referido siniestro vial: un empresario y comerciante llamado Nicolás Leonardo Matías que actualmente tiene 42 años de edad.

Un roce con un camión y, luego, una denuncia

Los antecedentes de esa denuncia que Matías formuló se remontan a lo sucedido alrededor de la hora 20 del pasado domingo 27 de marzo, cuando protagonizara el siniestro vial que lo tuvo entre uno de los lesionados.

De acuerdo con lo que fuera informado en aquel entonces por voceros de seguridad, de regreso a Azul por la Ruta 3 el hombre conducía un automóvil Peugeot 208 que a la altura del kilómetro 181 se rozó con uno de los neumáticos de un camión Scania con semirremolque que guiaba un transportista domiciliado en La Matanza.

Como consecuencia del siniestro vial, el auto que conducía el azuleño -que resultó con importantes daños materiales en su parte delantera y en uno de sus laterales- se despistó y fue a parar a la banquina. Y por lo sucedido sufrieron diferentes lesiones, y tuvieron que ser trasladados al Hospital Zonal de Las Flores en una ambulancia con personal médico que fue convocada al lugar donde aquel hecho se produjo, la totalidad de los ocupantes del Peugeot 208.

Además de Matías, de regreso a Azul viajaban con él dos mujeres.

Una domiciliada en esta ciudad y la otra en Olavarría, en su momento voceros del Destacamento de Seguridad Vial Las Flores de la Policía bonaerense las habían identificado -respectivamente- como María José Gaglione, de 37 años de edad y pareja del conductor del Peugeot, y Ornella Núñez (21).

Según lo denunciado por el azuleño -propietario de un local de reparación de teléfonos celulares- cinco remeras importadas, a las que en su totalidad valuó en unos 300 dólares; una gorra y 13.000 pesos en efectivo fueron sustraídos del interior del automóvil siniestrado después de que él, su novia y la joven domiciliada en Olavarría habían sido trasladados aquel domingo al hospital para ser asistidos por las lesiones que sufrieron.

En su caso, se menciona también en la presentación judicial, a causa del roce del auto con el camión había sufrido «politraumatismos» y la pérdida de uno de sus dientes.

Siempre de acuerdo con el testimonio del azuleño, esa noche en que estaba hospitalizado en la vecina ciudad tras resultar herido en el siniestro de tránsito, en el centro asistencial de salud se hicieron presentes policías de Vial Las Flores, quienes requisaron la habitación donde permanecía internado y revisaron sus pertenencias.

Además, Matías refirió que a su novia y a la joven se las llevaron en carácter de aprehendidas a la seccional policial que en Las Flores está situada sobre la Ruta 3, ante lo que había sido el inicio de un sumario penal por una supuesta infracción a la Ley 23.737 específicamente relacionada con la tenencia de estupefacientes.

Si bien después las mujeres no quedaron privadas de la libertad, el hombre también sostuvo que luego a ambas el personal policial que intervino en lo sucedido las dejó prácticamente «a la deriva», teniendo en cuenta esas lesiones que presentaban a causa del siniestro de tránsito y por las que posteriormente no fueron regresadas al hospital donde él estaba siendo atendido.

Con relación al automóvil siniestrado, el azuleño refirió que desde el lugar de la Ruta 3 donde el roce con el camión se produjo luego fue llevado a la sede de Vial Las Flores. Y que al día siguiente, es decir, el lunes 28 de marzo, el Peugeot había sido trasladado al Depósito Municipal de la vecina ciudad.

Según el testimonio de Matías, estando en el destacamento policial a su vehículo le habían sido provocados diferentes daños en su interior, después de que utilizando un elemento cortante fueron destrozados los asientos delanteros, el techo y los plásticos de la caja de cambios automática. Y dichos daños, agregó en lo denunciado el azuleño, incluyeron que también fueran extraídos el torpedo y los paneles laterales de las puertas del rodado.

Días más tarde, afirmó también Matías cuando semanas atrás radicara en sede judicial esta denuncia, recibió ese llamado telefónico durante el cual el actual titular del Destacamento de Seguridad Vial con sede en Las Flores -el ya referido Edgardo Guerrero- habló con él evidenciando una actitud intimidante.

El dato

«Ojo lo que hablás de mí porque si no te voy a tener que terminar haciendo una visita por Azul», «Vos no sabés quién soy yo» y «Si te faltó algo te lo debe haber robado el hospital» fueron las frases que Matías mencionó que el policía le expresó en aquella comunicación telefónica que ambos mantuvieron, la cual situó como registrada el pasado 4 de abril.

FUENTE DIARIO EL TIEMPO, AZUL,CON FECHA DE HOY 21-6

Ante esta publicación de Diario El Tiempo desde AM 1210 nos comunicamos con el Titular de la dependencia policial Vial, para que de conocer su postura y versión de los hechos , el titular de la dependencia se excusó que el que hablará será su abogado ya que es un tema que está en la justicia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.