Con la mirada puesta en un verdadero desarrollo de la ciudad

Las Flores necesita una matriz productiva que genere trabajo genuino. Hoy, el ejecutivo Municipal parece señalar ese camino, el Intendente Gelené y su equipo se sustentan en una cantidad y calidad de obra pública, que hacía mucho tiempo no se veía en la ciudad.

El equipo de trabajo ejecutivo que gobierna tiene que dar respuesta a dos necesidades fundamentales, acceso a la vivienda, hoy los alquileres en Las Flores están demasiado elevados, y trabajo Genuino, mano de obra en blanco. Para lograrlo, hay que poner el énfasis en apoyar a las PYMES locales, lograr beneficios para emprendedores e intentar seducir a empresas para que se instalen en estos pagos.

No es menor la visita de Ministros y el caudal de dinero enviado a la ciudad para la cristalización de obras paradigmáticas. Gelené, hoy acompañado por su hijo Emil, vuelve a poner como política pública, la creación de viviendas. Un ordenador social fundamental y creador de fuentes laborales.

Otro sector en foco es el turismo, sin dudas una industria sin chimeneas, es muy interesante el trabajo que ha realizado el Municipio en la recuperación del Parque el Gualicho, en los 4 años de la gestión anterior se hizo poco y nada en ese lugar, en poco más de un año se ha recuperado un sector que es vidriera de nuestra ciudad, como lo es también El Parque Plaza Montero, donde se observa un ordenamiento y mejoras.

En un contexto de pandemia y económico muy difícil, Gelené ha sabido abrir la puerta al diálogo con el sector productivo más importante, el campo. La mesa agropecuaria y el muy buen manejo de los caminos rurales han sido fundamentales. Aquí entra también la carnicería Municipal, que ha dado respuestas a una necesidad social grave.

Un manejo sanitario prolijo, en conjunto con el hospital, un Concejo Deliberante abierto, sustentado en la figura de Fabián Blanstein, y el foco puesto en la contención social permanente han sido y son los pilares para mejorar la vida de los Florenses.

El camino que queda de ahora en más es complicado, contexto inflacionario más que preocupante, falta de trabajo y sueldos bajos, hacen que la rueda económica y productiva gire más lenta.

Si el Gobierno local continúa con la apertura al diálogo como hasta ahora,más allá de las esferas nacionales, desarrola todas las grandes obras públicas con normalidad y las finaliza, sigue con el ritmo de gestión que le imprime Gelené, podrá caminar en tiempos complejos y sobre todo en un año donde las elecciones marcaran la agenda política de todos los sectores políticos partidarios.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *