Ciberdelitos y Cuento del Tío: Entrevista FERMIN GANDARA SICA (Audio)

Son estafas, robo de datos personales, de información comercial estratégica, robo de identidad, fraudes informáticos, ataques como cyberbulling, grooming, phishing cometidos por ciberdelincuentes.

Dentro de los ciberdelitos encontramos los que utilizan la denominada ingeniería social para engañar, amenazar y obtener datos e información personal u organizacional, sacar dinero, suplantar identidad, acosar digital o sexualmente. Ejemplos de estos son: el phishing, el ciberbullying, el grooming y el sextorsión.

Podemos decir que este delito es la modernización del denominado “Cuento del Tío” por el cual el delincuente a través del engaño o ardid estafa a la víctima. El estafador realiza una llamada telefónica y va solicitando y obteniendo información sensible que le permita consumar este hecho delictivo.

En los últimos días, además de llamadas, se verificaron en nuestra ciudad casos de Phishing que se caracterizan por la recepción de mensajes (sms, whatsapp, telegram, Instagram, menssengger, etc.) y correos electrónicos de personas desconocidas que se hacen pasar por empresas de servicios, instituciones, oficinas gubernamentales, incluso amigos o familiares y van dirigiendo las conversaciones para obtener información personal que les permita llegar a conocer datos sensibles como cuentas bancarias, códigos PIN, Token, números de tarjetas, documentos y fechas para con ellos poder, principalmente, operar tus cuentas en bancos, realizar extracciones y/o transacciones de dinero, suplantar tu identidad en los perfiles de las distintas plataformas y redes sociales, servicios y aplicaciones web.

Es fundamental recordar que las empresas de servicios de telefonía, internet, cable, instituciones, bancos, no deben ni solicitan datos ni claves personales por teléfono, mensajes o correos electrónicos.

En caso de recibir este tipo mensajes o llamadas no se debe revelar ni facilitar ningún dato, aun si sufre alguna amenaza o extorsión, no dé datos ni información, corte la llamada y no responda los mensajes ni ingrese a los links que le envían, no comparta información por mensajes (sms, Whatsapp, etc.).

Guarde los chats, los números de llamada, correos electrónicos, capturas de pantalla. Rápidamente haga la denuncia a la policía informando lo sucedido aun cuando no haya dado ningún dato, de esta forma las autoridades de seguridad estarán atentas respecto a la existencia de estas maniobras y podrán alertar a otras personas.

Los ciberdelincuentes y estafadores desean obtener, como dijimos, datos de contraseñas, números de tarjetas de crédito, número de DNI, cuit o cuil, nombres de usuario, códigos PIN y cuando los obtienen realizan compras, reservas o extracciones de dinero en su nombre.

Para evitar ser victima de estas estafas y delitos no compartas información privada por teléfono, mensajes o correos electrónicos. Utiliza siempre los canales oficiales de las empresas y entidades, como así también las plataformas oficiales de pagos (Mercado pago, BIP, Pago mis cuentas, etc.).

También es importante que periódicamente revise sus resúmenes de cuenta, tarjetas de crédito y débito, para verificar la existencia de consumos extraños, en caso de encontrar dudas sobre algún consumo comuníquese con su operador financiero o entidad bancaria consulte sobre sus gastos y denuncie aquellos que no hayan sido realizados por usted. Cuando haga este tipo de reclamos solicite el numero del mismo y el nombre del operador.

Ante cualquier duda, no se arriesgue. El mejor consejo ante el phishing es siempre fomentar la prudencia entre todas las personas. Asegurar la autenticidad del contenido ante la más mínima sospecha corte la comunicación.

Si fuiste víctima de un posible delito de estafa o ciberdelito no borres, destruyas, o modifiques la información que tenés en tu computadora, equipo móvil, celular, etc, relacionada al hecho. Recordá que mantener la evidencia sin alteraciones es importante a los fines de cualquier acción judicial que pudiera iniciarse. Ante la duda podes comunicarte con la policía local o consulta a tu abogado de confianza quien te indicara los pasos a seguir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *